Día Internacional del cine en 3D

María González Esteban/ DIVULGACIÓN

El día 3 de diciembre fue el día internacional del cine en 3D, una excusa perfecta para hablar un poco de historia. Desde los inicios del cine, los directores tuvieron el impulso de investigar la posibilidad de mezclar dos inventos: el proyector y las imágenes estereoscópicas. Es el caso de Harry Kenneth Fairall, un camarógrafo e inventor de origen estadounidense. Éste, fascinado por las posibilidades que ofrecía la técnica estereoscópica, dedicó sus esfuerzos a la innovación técnica del cine en esta línea.

PRIMERA PELÍCULA EN 3D

Y fue en 1922, es decir, en los inicios del cine, cuando se produjo la primera proyección de cine de la historia en 3D. “The Power of Love” (El poder del amor), un drama mudo dirigido por Nat G. Deverich y el mencionado anteriormente Fairall, se estrenó el 27 de septiembre de 1922, en el Ambassador Hotel Theatre de Los Ángeles.

Se utilizó un sistema de anaglifos rojo y verde, proyectando simultáneamente dos imágenes, una roja y otra verde. Gracias a las gafas especiales, el público pudo disfrutar de una primera experiencia de visionado de imágenes en movimiento con profundidad. Además, la propuesta de los directores fue realmente creativa puesto que rodaron dos finales: uno feliz y uno dramático. De tal forma que el público pudo elegir qué final quería ver, mirando por el cristal rojo o por el cristal verde. Esto último, también sucedía por primera vez en la historia. Lamentablemente, la cinta en 3D se perdió y ahora solo podemos disfrutarla en 2D.

«The power of love» (1922) sin sonido.

CINE EN 3D HOY DÍA

Por supuesto el cine en 3D ha evolucionado mucho hasta nuestros días. Aún los creadores cinematográficos siguen explorando la manera de usar la técnica del 3D como un elemento de la gramática cinematográfica. Pero parece que todavía está en cuestión que se haya conseguido. Avatar, de James Cameron (director de Titanic, por la que ganó tres premios Óscar) es la película más taquillera de la historia. Fue galardonada con varios premios cinematográficos, y sin embargo, es un ejemplo de esta polémica. Si bien cosechó un gran éxito de público, la crítica estuvo dividida a la hora de valorar la película. Una parte de los críticos la calificó de obra única en la historia y valoraron su aportación estética y singular a la técnica 3D. Por el contrario otros consideraban, que la película tenía un valor técnico, que narrativamente era simple e incluso la acusaban de plagio.

Cine en 3D, como este fotograma de Avatar, de James Cameron

Lo que está claro, es que hoy en día, el 3D sigue siendo una experiencia cinematográfica que solo puede disfrutarse en una sala de cine. Ahora mismo, los cambios en el consumo de contenidos cinematográficos, han de tenerse en cuenta para valorar los éxitos de taquilla. Quizá algún día podamos ver desde casa estas películas, o quizá el cine en 3D salve las salas. Pero todo eso, está aún por ver, esperamos estar aquí para verlo.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Asociación Cultural Tropo +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.
*
*